Como hacer fácil la decisión…

La cosa empezó con aquel viejo Glashütte que compré en Praga, mientras buscaba materiales originales para restaurar la pieza me hice con dos esferas. La primera decisión no fue fácil, opté por la blanca…

y creo que fue una decisión acertada, pero en un cajón quedó la esfera Glashutte negra que había desechado,… cuántas horas dormían en sus índices, como las notas que duermen en el arpa de Bécquer, así que como ya conocía la mano de nieve que sabe arrancarlas, busque lo necesario.

Partiendo de la esfera negra busque un calibre 70.1 de la Glashütter Uhrenbetriebe, una caja, agujas,… el resultado tiene poco que envidiar a su hermano blanco…

Y como ninguno le envidia nada al otro conviven a la perfección en su caja. Lo cierto es que el Glashütte negro tiene añadido el encanto de la exclusividad. Resulta difícil encontrar un vintage de esfera negra, y más en este estado

Y es que cuando debo elegir entre dos relojes opto habitualmente por el camino más fácil,… los elijo los dos…

    • Arturo
    • 30 Novembre 2012

    ¡Impresionantes bellezas!. Sigo tu blog de vez en cuando, y ya había leído esta entrada (y la de Praga), pero al ver otra vez las fotografías no he podido resistirme. Decir que son elegantes es quedarse corto.

  1. Encara no hi ha cap trackback.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: