Moderno y antiguo,… viejo y nuevo a la vez

Existen dos opciones para definir clásico, la primera es emplear la tercera acepción que la vigésima segunda edición del Diccionario de la Academia reserva para el término…

ARSA

Admito que la segunda opción es muy personal, pero igual de válida que el diccionario… una imagen de mi nuevo ARSA

ARSA

¿Es una ironía que el instrumento encargado de medir el tiempo sea inmune a su paso? Piezas que han marcado el paso de lustros siguen siendo teniendo hoy un aspecto actual que hace olvidar el tiempo transcurrido desde el día en que fueron manufacturadas; mientras que otras, recién salidas del atelier de Epicuro150, se presentan con una estética que las hace parecer testigo de millones de vueltas de sus engranajes…

ARSA

Esa intemporalidad estética, característica de la relojería mecánica, se hace más compleja en mi ARSA. Su calibre 6498 de 15 rubíes, una de las primeras versiones del que habría de devenir en uno de los referentes de la relojería constituye el corazón de una pieza ensamblada con materiales del siglo XXI: el acero de las excelentes cajas de Kemmer y el zafiro envuelven una esfera esmaltada que no puede evitar recordarnos la delicada porcelana de un antiguo reloj de bolsillo,… Todo en él es viejo y nuevo a la vez.

ARSA

  1. Encara no hi ha cap trackback.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: