Lépines y Savonnettes…

…tal vez suene a familias rivales de drama shakesperiano trasladado a Francia, no a calibres de relojería; y lo cierto es que la primera expresión si proviene del apellido de una persona, del de Jean-Antoine Lépine, que creó y dio nombre a los calibres de los relojes de bolsillo cuyo segundero está en línea recta a la corona. La expresión inglesa para designar este tipo de reloj es «open face» ya que no tiene tapa que proteja la esfera.

Los denominados savonnette tienen tapa tanto en la parte posterior como en la de la esfera. Como sea que estos relojes a alguien le recordaron los pequeños jabones de tocador, se les asocia a este curioso nombre. En este caso el inglés los designa como «hunter», reloj de cazador, ya que la protección de la doble o incluso triple tapa, los convertía en los más adecuados para actividades al aire libre. Los savonnette o relojes de cazador tienen el segundero a 90º respecto al remontoir, lógicamente porque la posición para sostener el reloj en la mano y accionar el mecanismo de apertura forzaba en cierta medida el diseño y colocaba la corona a las 3.

Por simple economía de escala en su producción, lépines y savonnettes tienen partes intercambiables, pero también montan otras que se enfrentan como familias venecianas rivales cuando se pretende casarlas. Los calibres Unitas 6497 y 6498, lépine y savonnette respectivamente, pueden combinar algunas de sus partes, así, si un día una esfera de 6497 te fascina sabes que deberás encontrar un calibre 6498 si quieres emplearla en un reloj de pulsera. Eso es lo que me pasó, me prendé de la esfera de un Bulova 16AB, que así denominaba al 6497 la manufactura de origen bohemia que fabricaba relojes suizos en los Estados Unidos. Me prendé de su tipografía, de su textura, de su blanco roto,…

Bulova 16AE

pero claro, no la podía emplear con el calibre original así que, si quería un reloj de pulsera con ese cuadrante Bulova necesitaba un calibre 16AE, que así era como la actual subsidiaria estadounidense de Miyota llamaba entonces al 6498 de Unitas.

Bulova 16AE

Encontrar además una caja que admitiera la esfera de mis deseos tampoco fue fácil, pero a las dificultades para encontrar la materia prima se debe sumar el hecho de que la esfera que me fascinó era menisco-convexa, así que los ejes de las agujas y las propias manecillas requirieron de la experta mano de Javier para ser adaptadas para el proyecto. La combinación da pie a una pieza que consigue aunar la estética vintage, que me fascina, con unas dimensiones actuales y materiales contemporáneos. Una esfera clásica y texturada en una caja de 44 mm de acero, números art déco aplicados bajo el cristal de zafiro, la corona de cebolla se corresponde con la época y la estética de la esfera. Una vez superadas las dificultades sólo queda el reloj,… ¿sólo?

Bulova 16AE

Para una pieza única era imprescindible una correa igual de exclusiva. El Bulova estrena correa del amigo/artesano/creador Paco Guerra, que ha empleado piel de raya sin pulir procedente de Tailandia. Me consta que se trata de un material que presenta notables dificultades para su trabajo, pero acentúa el carácter único del conjunto. Marrón oscuro, tacto perlado,… abrochada con un cierre de mariposa en acero cepillado,… todo le aporta exclusividad a un reloj irrepetible

Bulova 16AE

Es la primera correa «Guerrita» que se incorpora a mi colección, pero es evidente que en mi caja habrá siempre sitio para otras creaciones de este artesano canario.

Bulova 16AE
    • joaquin
    • 13 Març 2011

    Sin palabras…

    O si: Quiero uno igual.

    Como bien dices, la estética vintage, con medidas actuales. Y ese dial precioso.

    • Gracias Joaquin, es una pieza única, pero seguro que si te pones a ello puedes encontrar, como yo lo hice, los componentes para ensamblar algo cercano a la perfección…

    • Cesar
    • 6 Setembre 2012

    He llegado hasta hasta aqui despues de comprarme un omega de bolsillo del 23/24 en una caja de acero actual en un anticuario en Praga.
    Venia con un virus del que he quedado contagiado de forma cronica, me temo.
    Estoy dando vueltas a mi proyecto y ya estoy mareando a mi relojero.
    Gracias por el blog, por este buenisimo articulo y enhorabuena por el resultado

    • César, es cierto, la afección es crónica. Un poco más arriba, a la derecha, en la lista de enlaces, encontraras las referencias de los foros en español sobre relojes, te recomiendo un paseo por ellos para que veas las consecuencias del virus…

        • Cesar
        • 7 Setembre 2012

        Ya llevo tiempo paseando por los foros como parte del tratamiento, pero ahora con el nuevo descubrimiento de tus creaciones de las que con anterioridad intuia, pero no conocia, se ha agrabado la enfermedad.
        Tu blog me ha hecho el efecto de un bote de Lexatin.

  1. Encara no hi ha cap trackback.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: