Aquel viejo Glashütte, que compré en Praga

Los franceses tienen un verbo para describirlo: flâner. Y un sustantivo para quien realiza la acción: flâneur. Las traducciones aproximadas no tienen la riqueza de matices de la expresión francesa. No es sólo callejear, ni pasear, es,… otra cosa. Lo he econtrado ampliamente descrito aquí, solo el título del artículo de Miguel Garrido Muñoz, «Erotología de los sentidos: el flâneur y la embriaguez de la calle» nos da una idea de la complejidad del término. Pues bien, mientras practicaba mi vocación de flâneur en Praga, al doblar una esquina me encontré frente a esta tienda:

Glashütte

Muchos rusos, bastantes alemanes. Lamentablemente ninguna pieza de más de 36 mm, pero,… hacía mucho tiempo que quería un Glashütte

Glashütte

Sé perfectamente que lo habría podido encontrar en mejor estado, de hecho en la propia tienda los había, pero este me llamó la atención.

Glashütte

La esfera necesitaba restauración, la caja también, el plexi debía sustituirse,… el fondo no, el fondo sólo necesitaba limpieza y pulido,…

Glashütte

A pesar de su estado, sabía que, una vez recuperado, y con la correa adecuada, a este reloj le va a quedar, por lo menos, otro medio siglo por delante,… a pesar de su tamaño

Glashütte

La intervención sobre el reloj puede ser discutida, pero cuando encontré viejos recambios originales de la factoría de Glashütte no dudé en decidir que, a partir del calibre de manufactura, quería un reloj nuevo, este:

Glashütte

Lo mejor es la esfera, totalmente nueva, y con los tradicionales números art decó de los Glashütte

Glashütte

La opción del fondo tal vez sea discutida, originariamente el reloj llevaba fondo ciego grabado con la marca GUB, detalles de la caja y el número de serie. André me ofreció una caja nueva Glashütte con fondo visto.

Glashütte

El calibre 70.1 de GUB en su versión básica, lo único que conserva de la pieza original, ahora puede ser contemplado

Glashütte

El tamaño es modesto, cierto, pero es un reloj tan elegante…

Glashütte

    • aryan sanders
    • 23 Juliol 2011

    Bello renacer de una pieza ya arrumbada en un anaquel, bien valió la pena el esmero

  1. 12 Juny 2011

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: